Saca tu patineta y dale otra oportunidad esta temporada

Esperamos que hayas crecido como skater, que hayas aprendido algunos trucos, hecho nuevos amigos en el parque y, por supuesto, que hayas puesto a prueba la resistencia de tu tabla al máximo. Pero incluso si has mimado tu tabla últimamente, puede que tengas que cambiar un par de piezas. De hecho, con una pequeña inversión y un poco de tiempo, puedes poner tu tabla de skateboard a punto para que pueda servirte sin problemas durante otro año sobre el asfalto - incluso si eres un skater agresivo.

Te presentamos un resumen de las 3 partes que pueden cambiarse fácilmente para conseguir el look y la sensación de una patineta nueva

1. RUEDAS

Un juego de ruedas gastadas es uno de los elementos que no quieres tener en tu configuración demasiado tiempo. La consecuencia más molesta es la reducción de velocidad, aunque también notarás una reducción del agarre al suelo, que también puede influir en el disfrute de la experiencia. Pero no te preocupes - estás en el sitio apropiado para darle a tu tabla el cambio que necesita - incluso si tu presupuesto es reducido. Sin embargo, debes tener en cuenta algunas consideraciones sobre los requisitos y necesidades de tu nuevo juego de ruedas.

Si eres un skater de parque y lo tuyo es grindear raíles y saltar boxes, es posible que necesites ruedas pequeñas y suaves que te proporcione poca velocidad en favor de mayor maniobrabilidad. Por lo general, estás ruedas tendrán alrededor de 50mm - 53mm.

Si buscas mayor velocidad, deberías buscar ruedas más duras y más grandes. Estas ruedas están optimizadas para las rampas, donde la velocidad es importante para conseguir mayor altura. El diámetro de este tipo de rueda rondará los 54mm - 59mm.

Las ruedas con más de 59mm son más útiles para longboards y cruiser boards. 

 

2. LIJA

Tras una temporada con innumerables impactos, saltos y desplazamiento, la lija habrá recibido un castigo de locos. Por este motivo, es una de las partes que muchos prefieren cambiar regularmente. Una vez más, no te preocupes - la lija de un skateboard es probablemente la parte más sencilla y barata de reemplazar pero, a la vez, la parte con el mayor impacto visual.

Hay skaters que prefieren no complicarse la vida y utilizan lija completamente negra pero si quieres que tu skateboard destaque, las posibilidades de hacerlo son infinitas.

3. BALEROS

Cuando tienes que cambiar los baleros suele ser un momento bastante obvio. La reducción de velocidad es un indicador claro y, si están demasiado deteriorados, notarás que los rodamientos emiten un chirrido o crujido increíblemente molesto.

En algunos casos, puedes resucitarlos con una buena limpia y un poco de aceite o lubricante. Si has descuidado el mantenimiento de la tabla durante el verano y las ruedas han estado en contacto con el agua o la arena, también es posible que tengas que cambiar los rodamientos.

Se suelen fabricar de dos materiales distintos: acero y cerámica.

Los rodamientos de cerámica son más ligeros y fuertes, gracias a que las bolas de cerámica alargan su vida útil. Las bolas de cerámica no se oxidan y machacarán la arena que entre en contacto con el rodamiento. Los rodamientos de cerámica suelen, por lo general, ser más caros que los rodamientos de acero.

Deja un comentario